4 de junio, 2014

Para publicación inmediata:  4 de junio, 2014
Contactar a: Dan Beeton, (202) 239-1460, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.">This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Aumento en los términos del intercambio puede mejorar el saldo en cuenta corriente, sin embargo…

Washington, D.C. – Un nuevo trabajo de investigación del Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research, CEPR) halla que el repunte en el crecimiento económico de los años 2000 no parece haber sido resultado de un “auge en los productos básicos”, como se sugiere frecuentemente, ya que no existe una relación estadísticamente significativa entre el aumento en los términos del intercambio de los países latinoamericanos y su crecimiento del PIB. El trabajo, titulado “El crecimiento económico latinoamericano en el siglo 21: El auge en los productos básicos que nunca fue”, por los economistas David Rosnick y Mark Weisbrot, si halla, no obstante, una relación positiva entre el aumento en los términos del intercambio y una mejora en el saldo en cuenta corriente, lo cual pudo haber permitido que algunos países evitaran crisis o restricciones en la balanza de pagos a medida que sus economías crecían más rápidamente.

“Este trabajo indica que la muy citada explicación de que un ‘auge en los productos básicos’ estuvo detrás del crecimiento latinoamericano en años recientes no es lo que sucedió”, observó el codirector de CEPR y coautor del informe, Mark Weisbrot.

Tras un período de dos décadas (1980 – 2000) de un colapso en el crecimiento económico sin precedentes en la historia moderna, América Latina experimentó un repunte en el crecimiento económico. Entre 1980 y 2000, el PIB por persona de la región tuvo un crecimiento de apenas 7,7 por ciento, o equivalente a 0,4 por ciento anualmente, comparado con un crecimiento de 91,5 por ciento, o equivalente a un ritmo anual promedio de 3,3 por ciento, durante los veinte años anteriores (1960 – 1980). En los años 2000, el crecimiento se aceleró hasta alcanzar un ritmo anual promedio de 1,9 por ciento – lejos del promedio registrado previo a 1980, pero lo que representa una gran mejora en comparación con los 20 años anteriores. Una explicación para este incremento basada en un “auge en los productos básicos” – relatada frecuentemente en los medios y por algunos economistas – implica que el crecimiento de la región fue estimulado por considerables aumentos en el precio de las exportaciones de productos básicos.

En el trabajo se halla que aunque varios de los países grandes de América Latina y el Caribe (ALC) han experimentado considerables mejoras en sus términos del intercambio, existe poca evidencia que sugiera que estos beneficios extraordinarios del comercio hayan contribuido de manera general al aumento en el crecimiento del PIB. Los beneficios extraordinarios derivados de los términos del intercambio también pueden ser gastados en un mayor nivel de importaciones que substituyan la demanda interna. Asimismo, las mejoras en los términos del intercambio de ALC están asociadas a mejoras en los saldos en cuenta corriente.

“Una mejora en los términos del intercambio puede ayudar a los países a evitar desequilibrios en la cuenta corriente, pero su impacto directo sobre el crecimiento económico has sido exagerado con frecuencia”, dijo Weisbrot. “Otros factores, como las decisiones de política macroeconómica, pueden haber sido más importantes”.


GuideStar Exchange Gold charity navigator LERA cfc IFPTE

CONTÁCTENOS

1611 Connecticut Ave., NW
Suite 400
Washington, DC 20009
(202) 293-5380
info@cepr.net

COMUNICACIÓN SOCIAL

Sig en Twitter Facebook Siga en Tumbler Conecta en Linkedin Mira en YouTube Google+ feed cepr.net rss feed