Bolivia: el PIB boliviano disminuye su crecimiento mientras la manufactura prospera y los hidrocarbonos titubean

Print
7 de noviembre, 2011
En inglés

Por Rebecca Ray

La formación bruta de capital fijo creció a una tasa anual de 9.7 por ciento durante la primera mitad del 2011.

El crecimiento del PIB boliviano se desaceleró a una tasa anualizada de 2.4 por ciento (desestacionalizada, en comparación al primer trimestre) en el segundo trimestre, sin embargo algunos sectores crecieron fuertemente: logísticas, manufactura, y transportación pública. Desde una perspectiva de demanda, la mayoría del crecimiento que ocurrió en el trimestre se debe a la formación bruta de capital fijo, que se aumentó por alrededor de una tasa anual de 10 por ciento durante la segunda parte del año. Tanto las exportaciones como las importaciones contribuyeron negativamente al PIB, aunque el superávit de comercio prácticamente no tuvo cambio.

Crecimiento total
El PIB boliviano, que creció a una tasa anual de 3.1 por ciento durante los primeros tres meses del año, se desaceleró a 2.4 por ciento en el segundo trimestre. El crecimiento interanual se disminuyó de 5.7 a 4.4 por ciento. Presentemente, la economía está a 10.5 por ciento más grande que su última alza durante el tercer trimestre del 2008.


ladb-2011-11-07-fig1-esp



Crecimiento por industria
El crecimiento fue compartido por las varias industrias, ya que ningún sector contribuyó más que una tercera parte del crecimiento total del PIB. No obstante, la manufactura, la logística (que incluye el transporte, el almacenamiento, y la comunicación), y la administración pública fueron los sectores más importantes, contribuyendo 0.6, 0.6 y 0.7 puntos porcentuales respectivamente al crecimiento total anualizado. Juntos, estos sectores representaron más de tres-cuartos del crecimiento de la economía en el segundo trimestre.


ladb-2011-11-07-fig2-esp


Sólo el crecimiento de los hidrocarburos y minerales fue negativo durante el segundo trimestre, y juntos redujeron el crecimiento económico total por 0.7 puntos porcentuales. Este es el segundo trimestre consecutivo de crecimiento negativo para el sector de hidrocarburos, que cayó a una tasa anual de 6.2 por ciento durante la primera mitad del año. Entretanto, los minerales han sufrido la mayor baja de rendimiento de todas las industrias desde que la economía alcanzó su punto máximo en 2008. De hecho, como demuestra el gráfico de abajo, la caída de minerales durante el segundo trimestre ha disminuido la producción real por debajo de niveles del 2008.


ladb-2011-11-07-fig3-esp



Crecimiento por categoría de gasto
Desde el punto de vista de demanda, el crecimiento del PIB fue impulsado principalmente por la formación bruta de capital fijo (FBKF), que contribuyó 5.5 puntos porcentuales de crecimiento anualizado a la economía. Esta oleada de inversión durante el segundo trimestre ocurrió después de crecimiento negativo en el primer trimestre. No obstante, hasta la mitad de 2011, el crecimiento total era de una tasa anual de 9.7 por ciento. Como la figura abajo muestra, el crecimiento de inversión durante el 2011 ha sobrepasado considerablemente el crecimiento del consumo y del PIB total.


ladb-2011-11-07-fig4-esp


El consumo privado también se alzó durante el segundo trimestre, pero sólo lo suficiente para contrarrestar su declive durante el primer trimestre. Sólo ha crecido a una tasa anual de 0.1 por ciento durante la primera mitad del 2011. El consumo gubernamental, que tuvo menos crecimiento que el PIB total durante 2010 y comienzos de 2011, resurgió en el segundo trimestre y subió a un 10.9 por ciento por encima del nivel del 2008. Creció a una tasa anual de 6.7 durante la primera mitad de este año y a 5.9 por ciento durante los últimos 4 trimestres.

Las exportaciones se disminuyeron en el segundo trimestre por una tasa anual de 12.1 por ciento mientras que las importaciones subieron a una tasa anual de 7.9 por ciento. Dado que el crecimiento de ambos iba por el camino contrario durante el primer trimestre, el crecimiento total para las exportaciones e importaciones se disminuyó por una tasa anual de 3.4 y 1.0 por ciento, respectivamente, para la primera mitad del año. La disminución en exportaciones durante el segundo trimestre no es algo sorprendente, ya que el crecimiento del PIB de Brasil, la economía con que Bolivia más comercia, se desaceleró en este periodo. Las exportaciones se redujeron a sólo un 1.6 por ciento encima del nivel de 2008, causando una caída de 6.0 puntos porcentuales de crecimiento trimestral anualizado. Al mismo tiempo, el aumento de importaciones redujo el crecimiento por unos 3.6 puntos porcentuales adicionales.

Sin embargo, si medimos las exportaciones e importaciones en términos nominales y como una proporción del PIB, ambas crecieron un poco: de 39.9 a 40.2, y de 33.8 a 34.2 por ciento del PIB, respectivamente. El resultado es que el balance comercial permaneció prácticamente sin cambio, por debajo de 6.1 a 6.0 del PIB. Esta diferencia significativa entre el crecimiento real comercial, mencionado arriba, y las proporciones nominales del PIB se debe en parte a los cambios que ocurren en los términos de intercambio que se pueden ver abajo.


ladb-2011-11-07-fig5-esp


Será importante permanecer al tanto de los niveles de exportación en el futuro. Estos se han disminuido casi al nivel de 2008 en términos reales. Vale repetir que esto no es sorprendente dada la caída del crecimiento del PIB de su compañero comercial más importante (Brasil), pero todavía tiene un significado negativo para la economía. Adicionalmente, el consumo privado apenas se mantuvo por encima del nivel de cero crecimiento durante la primera mitad de este año; será muy importante para la expansión de la economía boliviana si esto logra mayor crecimiento en el tercer trimestre. No obstante, el crecimiento fuerte de la manufactura, la logística, y la inversión durante el segundo trimestre es una señal positiva.
 
---------------------
Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística)