CEPR - Center for Economic and Policy Research

Multimedia

En Inglés

Other Languages

LA-blog-logo-fp
 

Home Publications En Español Comunicados de Prensa Negociaciones OMC colapsan entre renuencia de paises en desarrollo a sacrificar seguridad alimentari

Negociaciones OMC colapsan entre renuencia de paises en desarrollo a sacrificar seguridad alimentari

Negociaciones OMC colapsan entre renuencia de países en desarrollo a sacrificar seguridad alimentaria

Fracasa intento de última hora de lograr un ‘acuerdo’ de expansión de la OMC

Para publicación inmediata: 30 de julio, 2008
Contactar a: Deborah James

WASHINGTON, D.C. – A pesar de las esperanzas de lo ministros de comercio de lograr un acuerdo a última hora, las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio (OMC) colapsaron una vez más hoy y observadores de las negociaciones en Ginebra dicen que el fracaso no es ninguna sorpresa dada la renuencia de India y otros países en desarrollo a sacrificar medidas de seguridad alimentaria ante la reciente escalada en los precios de los alimentos a nivel mundial.

Dada la condición de mandatario saliente del presidente Bush, se había convocado a los negociadores a Ginebra para intentar lograr un acuerdo de última hora antes de que Bush dejara el poder.  Debido a que los negociadores necesitan alrededor de seis meses después de un acuerdo sobre los temas más importantes para finalizar los detalles del acuerdo, esta posibilidad se ha evaporado.

“Tomando en cuenta los que has estado sobre la mesa, ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo.  Una conclusión de Doha tendría importantes impactos negativos sobre los trabajadores y agricultores en países en desarrollo.  Los recortes arancelarios que se le pedían a los países en desarrollo hubieran causado pérdidas masivas de empleo y los países hubieran perdido la capacidad de proteger a sus agricultores del dumping, empobreciendo aún más a millones de personas al borde de la supervivencia”, comentó Deborah James, Directora de Programas Internacionales del Centro de Investigación Económica y Política (Center for Economic and Policy Research – CEPR), quien ha estado observando las negociaciones en Ginebra.

No queda claro por qué las negociaciones estaban avanzando, dado el hecho que la delegación estadounidense no tiene el mandato para concluir las negociaciones, como dejó claro una carta de los senadores Feingold y Byrd enviada al presidente Bush la semana pasada.  Además, los cortes a los subsidios acordados por Estados Unidos son incompatibles con la nueva Ley Agrícola de EE.UU. aprobada por el Congreso y anulando un veto promulgado por el presidente Bush.

Es probable que muchos de los países en desarrollo que no fueron invitados a participar en las exclusivas reuniones de la ‘Sala Verde’ en Ginebra la semana pasada continúen con su fuerte oposición a un acuerdo frente a una desaceleración de la economía mundial y crecientes preocupaciones sobre la seguridad alimentaria.

En un momento en que muchos países están buscando reducir su dependencia sobre economías con problemas en Estados Unidos y Europa, y a medida que se avecinen más preocupaciones sobre una recesión global, muchas naciones están cuestionando los beneficios en términos de desarrollo a lograrse a través de la liberalización comercial.  Los beneficios proyectados de una ronda de Doha ofrecen muy poco en posibles beneficios para países en desarrollo.  Según modelos del Banco Mundial, los beneficios para países en desarrollo representarían solamente un 16 por ciento de los beneficios totales para el mundo, o 0,16 por ciento del PIB.  Esto se traduce en menos de un centavo por día por persona para los países en desarrollo.  La reducción de pobreza – que sería bastante limitada de por si – alcanzaría solamente a unos 2,5 millones de personas [1].  Estas proyecciones no incluyen muchos de los costos involucrados en la implementación de la ronda de Doha, que según cálculos de la UNCTAD podrían llegar a ser hasta cuatro veces más que los beneficios proyectados.

La ronda de Doha también podría causar aumentos en los precios de los alimentos [2] .  Ya que la mayoría de países en desarrollo son importadores netos de alimentos, el reciente aumento en los precios de los alimentos ha conllevado a que algunos gobiernos de países en desarrollo reconsideren mecanismos de seguridad alimentaria como aranceles y subsidios internos, los que la OMC busca reducir.  Varios países también han implementado restricciones a las exportaciones como respuesta a la crisis alimentaria.

“Simplemente no se han obtenido muchos beneficios para los países en desarrollo en esta ronda – o en tal caso, la mayoría de gente incluso en los países ricos”, dijo el codirector y economista de CEPR, Mark Weisbrot.  “Los intentos de los países ricos en reducir el espacio político de los países en desarrollo en sus sectores industriales son vistos como un gesto de ‘botar la escalera’ que los países ricos como Estados Unidos utilizaron cuando eran países en desarrollo”.

“Todo el proceso de subordinar las políticas nacionales a los intereses comerciales especiales – ya sea en agricultura, telecomunicaciones, farmacéuticos (uno de los intereses más poderosos y que más se beneficiarían en la OMC) o en el sector financiero – ha ido muy lejos.  Se le ha hecho daño al crecimiento y desarrollo en la mayoría de países y ahora estos países están mostrando resistencia.  En Estados Unidos, también, una desigualdad en aumento y ahora una desaceleración económica han provocado un contragolpe”.

A lo largo de las negociaciones, algunos países en desarrollo promovieron políticas comerciales y objetivos que no coincidían con los objetivos de la ronda de Doha de abrir los mercados de los países en desarrollo, que incluían compromisos sobre la soberanía alimentaria y defender el espacio político para formas alternativas de desarrollo económico.

En una declaración escrita, el presidente boliviano Evo Morales dijo que, “Las negociaciones en la OMC se han convertido en una lucha de los países desarrollados por abrir mercados en los países en desarrollo para favorecer a sus grandes compañías”.

[1]  Kevin P. Gallagher y Timothy A. Wise, "Back to the Drawing Board: No Basis for Concluding the Doha Round of Negotiations". Research and Information System for Developing Countries Issue Brief. No. 36, abril 2008.
[2]
  Sandra Polaski, "Winners and Losers: Impact of the Doha Round on Developing Countries". Carnegie Endowment for International Peace, marzo 2006.

#############

El Centro de Investigación Económica y de Política (Center for Economic and Policy Research–CEPR) es un centro de investigación independiente y no partidario, establecido para promover el debate democrático sobre los temas económicos y sociales más importantes que afectan el diario vivir de las personas.  La junta asesora de economistas de CEPR incluye a los economistas y ganadores del Premio Nobel, Robert Solow y Joseph Stiglitz; a Richard Freeman, Profesor de Economía en la Universidad de Harvard y a Eileen Appelbaum, Profesora y Directora del Centro para la Mujer y el Trabajo en la Universidad de Rutgers. CEPR no recibe ningún tipo de financiamiento de corporaciones, sindicatos o gobiernos extranjeros.

 

 

CEPR.net

donar
Combined Federal Campaign #79613