Press Release América Latina y el Caribe Ecuador International Monetary Fund

La victoria de Arauz en las elecciones es un buen augurio para el retorno de la democracia y de políticas sólidas en economía y salud pública, dice el codirector del CEPR


02/08/2021 12:00am

Contact: Dan Beeton, Mail_Outline

Washington, DC ― La victoria electoral en primera vuelta de Andrés Arauz y su coalición Unión por la Esperanza en el Ecuador aumenta las posibilidades de retorno a unas políticas económicas y de salud pública sólidas, y a una gobernabilidad democrática, dijo Mark Weisbrot, codirector del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés). Con el 97,62% de los votos escrutados, Arauz obtuvo el 32,19% de los votos. Aún existe un estrecho margen entre los siguientes dos finalistas, con cada uno rondando el 20% de los votos. Habrá una segunda vuelta electoral el 11 de abril; y en este momento no está claro qué candidato, Guillermo Lasso o Yaku Pérez, pasará a la segunda vuelta para competir contra Arauz.

Arauz es un economista que, bajo la presidencia de Rafael Correa, se desempeñó como director del Banco Central y como ministro de Conocimiento y Talento Humano. Arauz se postula con una campaña que se opone a un programa de austeridad económica altamente impopular apoyado por el FMI que provocó masivas protestas históricas en 2019, las que el actual Gobierno de Lenín Moreno reprimió violentamente.

“Ecuador experimentó profundos avances económicos y sociales de 2007 a 2017, y Arauz ayudó a moldear e implementar la política económica durante ese período”, dijo Weisbrot. “El actual Gobierno utilizó una serie de maniobras ilegales para tratar de evitar que el mayor movimiento político del país participara en esta elección (incluyendo una persecución política a sus líderes, hasta llegar al popular expresidente Rafael Correa)”.

“Para aquellos que no están familiarizados con el daño que sufrió la democracia durante los últimos cuatro años en el Ecuador, les recomiendo este resumen redactado por 13 miembros del Congreso de Estados Unidos”, dijo Weisbrot. “Fue mucho peor que lo que hizo Trump en Estados Unidos”.

“El Gobierno de Moreno también recortó la inversión pública en atención sanitaria y despidió a miles de trabajadores de la salud”, señaló Weisbrot. “Estas y otras opciones cuestionables empeoraron el impacto de la COVID-19, mientras que la austeridad también contribuyó a una pérdida estimada del 9% del PIB el año pasado. Muchos votantes ecuatorianos probablemente tenían en la cabeza estos profundos fracasos cuando acudieron a las urnas, y estaban buscando votar por alguien que hiciera más para poner fin a la pandemia y promover la recuperación económica”.

Antes de las elecciones, Moreno y varios de sus aliados políticos habían perseguido al expresidente Correa, arremetiendo contra él con dudosos cargos de “corrupción” que lo llevaron a ser condenado por usar una “influencia psíquica” sobre funcionarios públicos. Se le prohibió postularse para un cargo público. Esto impidió que Correa se postulara como candidato a la vicepresidencia junto a Arauz. Recientemente, las autoridades electorales incluso prohibieron la voz y la imagen de Correa en los materiales de campaña, lo que obligó a la campaña de Arauz a rehacer sus artículos promocionales y anuncios. Mientras tanto, falsas narrativas en los medios acusaron a Arauz de buscar abandonar la dolarización, a pesar del constante apoyo de Arauz a mantener el dólar durante la campaña y cuando fue parte del Gobierno de Correa, y a pesar de que Correa y Arauz no habían intentado de ninguna manera abandonar el dólar cuando estuvieron en el poder.

Disclaimer/Descargo: Andrés Arauz ha sido empleado previamente por CEPR como Investigador Principal Asociado.

(Traducción por Francesca Emanuele.)

###

Support Cepr

If you value CEPR's work, support us by making a financial contribution.

Donate